lunes, 12 de octubre de 2015

El otro lado del Día de la Hispanidad

Hoy, 12 de Octubre, es fiesta nacional y mis vecinos han tenido la cortesía de despertarme con "Que viva España" de Manolo Escobar. Después de escuchar tal obra de arte y con mi patriotismo a flor de piel por esta emotiva canción doy gracias a este día por convertir un Lunes universitario cualquiera en un Lunes con perspectiva horizontal desde mi cama, aunque quizás debiera manifestar mi inconformidad porque el desfile del día de la Hispanidad ha rondado los 800.000 euros; calderilla.
Me reitero dando gracias a todos los seres místicos posibles por no haber tenido que ir a clase hoy, ya que con Octubre y el otoño, llegan los primeros resfriados y la pupa de turno ha decidido adoptar algún que otro virus. El caso es, que entre clínex y clínex he estado pensando que España a pesar de arrastrar tanta mierda, es un país con muchas cosas buenas así que ¿qué tiene de malo que exista un día acerca de tu país? hasta tenemos un peculiar invitado en el desfile, ¡a Pablo! (la cabra). No me considero ni mejor, ni peor española, me siento española. PERO hay muchas personas que no tenemos en alta estima el día de la Hispanidad y se nos mira mal por esto. Mientras tanto, algunos celebráis este día tal que así;
"¡¡Miradme, soy español, estoy orgulloso de ser español!! Eh, ¿os he dicho que soy español?!"


Personalmente el 12 de Octubre me recuerda al genocidio y a la invasión cometida por los españoles en América Latina, así que, ¿de verdad es necesario celebrarlo hoy?
Sea como fuere, disfrutad del festivo. Yo lo haré.


No hay comentarios:

Publicar un comentario